Yvon Chouinard

De entre los emprendedores más destacados del mundo Yvon Chouinard nos muestra con su historia como con respeto por todo ser vivo y por la naturaleza, con dedicación y esfuerzo, y en armonía se puede lograr el cambio tan esperado en este mundo tan convulsionado.

Hacer lo que te gusta y hacerlo bien te hace ser parte de la solución…

Para su empresa la prioridad es el bien del medio ambiente y la felicidad de sus empleados.

Patagonia es una marca diferente, de eso no hay duda. Sus productos tienen garantía de por vida, su publicidad te llama a no comprar los productos, donan el 1% de las ventas a organizaciones medioambientales y los empleados de la empresa pueden ir a surfear en cualquier momento del día. Su creador, Yvon Chouinard afirma que nunca quiso ser empresario, que las cosas que amaba lo llevaron naturalmente a crear la empresa que hoy suena en todo el mundo por su inigualable y hermosa filosofía de respeto al medio ambiente.

Su espíritu emprendedor y amor por la naturaleza comenzó en las montañas
Su relación con la naturaleza comenzó cuando su padre de origen francés-canadiense, decidió mudarse de Maine al Sur de California. Allí con sólo 14 años, entró al mundo de la escalada, formó un grupo de amigos y junto a ellos perfeccionó el oficio hasta convertirse en ávidos escaladores.

Inserto en el mundo de la montaña despertó su mentalidad emprendedora y pensó que utilizando materiales de depósitos de chatarra podía crear los pitones que los escaladores necesitaban para engancharse a la roca. Luego los perfeccionó para ser removibles y evitar el daño en la roca. Esto llamó la atención del mundo de la escalada.

En poco tiempo, debido a la férrea línea de respeto a la naturaleza y cuidado del medio ambiente, la empresa se convirtió en la principal marca de equipo de escalada y Chouinard ya comenzaba a pensar en ampliar el rubro. En 1970 visitó Escocia y adquirió una colorida camiseta de rugby que luego utilizó para escalar. Asombrado con lo protectora y cómoda que era, diseñó un modelo que mantuvo los colores pero adaptado a la escalada. El resultado fue increíble. Se convirtió en una moda de forma inmediata y pronto todos los escaladores de Estados Unidos lucían orgullosos la innovadora prenda.

Siempre convencido de que consumir menos es consumir mejor, Chouinard imprimió esta máxima en todos los aspectos de su empresa. Quería hacer ropa especializada pero que la gente tuviera que comprar solo una vez en la vida por lo que se empeñó en que los diseños fueran entretenidos pero utilizables en toda circunstancia.

Hoy Patagonia es considerada por muchos la mejor empresa del mundo, ha iniciado un movimiento para donar el 1% de las ventas al cuidado de la naturaleza y ya lo han seguido cientos de empresas, mes a mes son miles los currículo que recibe de gente que quiere trabajar en Patagonia y cada día avanza en métodos de disminuir el daño ambiental que la industria de la ropa puede producir.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.